Rodrigo pierde todo el dinero de Irene en una timba de póker