Rodrigo quiere dejar de ser médico para convertirse en un profesional del póker