Natalia, a Sergio: “Hoy es el primer día del resto de nuestra vida”