Así se discute con una máquina de café