Irene y Rodrigo, espantados al darse cuenta de que son como Maruchi y Zabaleta