Miguelón da el visto bueno al bodorrio de conveniencia de Lolo y Sam