Lucía, a Sergio: “Tengo un imán para el fracaso, todas las citas me salen mal”