Lucía tendrá que ser la cara de ‘Cásate gorda’ para que no despidan a Irene