Irene, celosa de la divertida amistad que mantienen Rodrigo y Bea