Carlos recibe un baño de humildad