Lucía, a Carlos: “Me duele el alma”