Lucía, encantada con las dotes culinarias de su primo