Raúl, revolucionado con el cuerpo de Ana