Carlos y Paola se lo montan en el despacho de don Pablo