Natalia, a Sergio: “¿Por qué nunca me dices que me quieres?”