Maruchi: “Pasar la noche en un calabozo es una experiencia, como el ala delta”