Lucía se queda embobada mirando a Carlos…con espuma de café en el bigote