Pablo Lobatón cuestiona la “morbosidad” con la que la prensa trató el caso de Diana