María Rey defiende a Santi Vila, "el negociador a contracorriente": "Él aguantó y está pagando un precio por ello"