Enriqueta, madre de Javier: “Le daría las gracias y un ‘cogotazo’ a su primer entrenador por habérselo hecho pasar tan mal”