Castle, desconsolado: “La de móviles que pierdo en este trabajo”