Castle teme que el senador Bracken ha ordenado el asesinato de Beckett