Castle, desesperado y sin pruebas, está a punto de matar a Boudreau