Un cadáver, un hacker y un chaleco bomba, en el nuevo capítulo de 'Castle'