Beckett huye al convertirse en la principal sospechosa del asesinato de Simmons