El principal sospechoso, un patinador que amenazó a la víctima