Castle y Beckett hilan fino para resolver un crimen de tendencias y moda