Un expolicía y los jefes de la empresa donde trabajaba la víctima, detenidos