Segunda víctima, clavado al agente Espósito