Silencio, Castle... ¡y acción!