Beckett, olbligada a proteger al asesino de su madre