Castle y Beckett caminan hacía el altar