Beckett, una más en la familia