Resolver un crimen puede ser divertido y hasta romántico