El final de la intrigante y divertida historia de 'Castle' se escribe en Cuatro