El gasto medio por familia en sistemas de seguridad doméstica es de 1000 euros