“No me educaron para estar pidiendo"