Ricao, la rumba que triunfa en Francia