“La calle no tiene el nombre de ninguna de las chicas que trabaja allí”