El Grupo de Estupefacientes se preparan para recibir un 'vuelo caliente'