Betis-Sevilla, el derby más polémico