En el Banco de España hay una parte de las reservas del país