Prefieren no enseñar su rostro a cámara para no ser identificados