La ayuda humanitaria y la caridad pueden llegar debajo de un puente