“No nos quieren subir ya que estamos borrachas”