Un esquizofrénico que trae de cabeza a sus vecinos