Callejeros se aprieta el cinturón como el resto de españoles