Tanzanita, la prieda más valorada