La Generación Beat lanzó a la fama a San Francisco en los años 50