San Francisco, la ciudad del pacifismo